¿Qué son los Aminoácidos esenciales y para qué sirven?

Los aminoácidos son los constituyentes fundamentales de las proteínas del cuerpo. Estos sirven como sustrato para la síntesis proteica. Hay nueve aminoácidos que no pueden ser sintetizados adecuadamente de acuerdo a las demandas del cuerpo, por lo que los niveles requeridos deben obtenerse a través de la dieta. Estos son los aminoácidos esenciales.

La demanda metabólica de los aminoácidos y la proteína es lo que mantiene la funcionalidad del cuerpo. La demanda metabólica varía entre individuos; incluso en el mismo individuo, con dependencia de las actividades que realiza, las horas del día y las diferentes etapas de su vida.

Es preciso mencionar que la capacidad metabólica, el sexo, la edad, y la composición corporal son factores que determinan las demandas proteicas del cuerpo. Por ende, la ingesta necesaria de aminoácidos puede variar.

¿Qué son los aminoácidos esenciales?

Los aminoácidos esenciales son la isoleucina, leucina, metionina, fenilalanina, histidina, valina, treonina, triptófano y lisina. El cuerpo requiere de 22 aminoácidos en un patrón específico (dado por la síntesis) para hacer proteína adecuada para el cuerpo humano. El organismo no sintetiza por cuenta propia las moléculas esenciales. Deben ser ingeridas a través de suplementos, o una dieta alta en contenido proteico.

Tras su ingesta, captación y metabolismo, los aminoácidos son los bloques de construcción del organismo. Son la molécula que ayuda al mantenimiento de funciones inmunes, de regeneración, digestión, actividad cerebral, síntesis de hormonas, crecimiento muscular y demás actividades que ejerce el cuerpo humano.

Otras funciones de los aminoácidos son evitar los problemas de colesterol elevado, y que los nutrientes ingeridos sean metabolizados. Intervienen en la fecundación, la captación de vitaminas y la reparación de tejido.

¿Cuáles son los aminoácidos que el cuerpo humano no puede sintetizar?

En primer lugar, está la lisina: esta ayuda a la fabricación de colágeno y a la reparación de tejido en el cuerpo. Juega un papel muy importante en el mantenimiento de la energía. La lisina también ayuda a la formación de anticuerpos.

La fenilalanina es un precursor del neurotransmisor norepinefrina y la hormona colecistoquinina. El triptófano es usado por el cerebro para producir la serotonina.

Los aminoácidos de cadena ramificada son la valina, la leucina y la isoleucina. Estos aminoácidos ramificados son metabolizados en el músculo, son anabólicos y tienen la cualidad de cuidar el músculo.

Por otro lado, la metionina posee azufre, beneficio para el mantenimiento de la piel, las uñas y el cabello. Es también necesaria para la síntesis de la cisteína y la taurina. La treonina (junto con el ácido aspártico y la metionina) ayudan a metabolizar las grasas que se depositan en los órganos.

La histidina se convierte en histamina. Esta molécula es fundamental para el sistema inmune, además de ser un vasodilatador.

Alimentos ricos en aminoácidos esenciales

En el caso de la histidina, los huevos, el maíz, las papas, los plátanos, el limón, y los frijoles son ricos en ella. Los cacahuates, el ajonjolí y las semillas de girasol son fuentes de la isoleucina. El frijol, las lentejas y los garbanzos son fuentes de la leucina y la valina.

Las semillas de calabaza, almendras, nueces, frijoles, y semillas de calabaza son ricas en triptófano. Las almendras, las lentejas, la linaza y el ajonjolí proveen treonina. Las nueces, la lenteja y los garbanzos son fuentes de fenilalanina. El brócoli, las espinacas y el nabo constituyen fuentes de la metionina.

Suplementos alimenticios: los BCAAs

Los branched chain amino acids, o los aminoácidos de cadena ramificada, son la valina, la leucina y la leucina. Su nombre proviene de la disposición en la que se presenta la molécula. Los aminoácidos de cadena ramificada ayudan a aumentar la producción de energía.

Una vez que son ingeridos y absorbidos al sistema sanguíneo, los aminoácidos de cadena ramificada son captados por el músculo. En el músculo, los BCAAs actúan como transportadores de nitrógeno, para asistir al músculo; esto le permite al músculo el sintetizar otros aminoácidos necesarios para el efecto anabólico.

Los BAACs permiten que el músculo capte más glucosa. Esta es usada como fuente de energía, gracias a la actividad de insulina relacionada con los BAACs. Asimismo, el uso de BAACs se ha sugerido como un reductor del daño muscular, además que logra en el individuo una menor percepción de la fatiga y el esfuerzo.

En este sentido, los BAACs son muy famosos en la industria del deporte por sus efectos anabólicos. Permiten, en resumen, que el esfuerzo realizado por el músculo tenga menos repercusiones negativas durante el ejercicio.

¿Cuándo tomar aminoácidos esenciales?

Los aminoácidos no sintetizados por el cuerpo son de uso frecuente por personas afines al ejercicio. Es recomendable que sean tomados antes de los entrenamientos, lo que promueve la captación de glucosa en el músculo y propicia condiciones a nivel de éste, para que se utilice la energía necesaria por el tejido.

Alrededor de treinta minutos antes del entrenamiento, 10 gramos de aminoácidos esenciales pueden ser consumidos, diluidos en agua. Durante el entrenamiento, algunas personas pueden optar por tomar una segunda porción, de alrededor de 10 miligramos diluidos en agua, también.

Después del entrenamiento, es recomendable el consumo de una proteína (de origen animal o vegetal). Esta proteína es ingerida y descompuesta a los aminoácidos imprescindibles por el cuerpo.

El consumo de aminoácidos también se aconseja a personas de la tercera edad. La dieta que puede tener tendencias restrictivas por condiciones de salud puede conducir a una disminución de los aminoácidos necesarios, por lo que un suplemento rico en ellos es prescrito por profesionales de la salud.

¿Y los aminoácidos no esenciales?

Estos aminoácidos son sintetizados por el cuerpo, según las demandas de estos en el organismo. La arginina es uno de ellos; esta mantiene el equilibrio de nitrógeno, la detoxificación, la tolerancia a la glucosa y la actividad del sistema inmune. Asimismo, está involucrada en la formación de esperma.

La carnitina se encuentra principalmente en el corazón y en el músculo (músculo cardíaco y músculo esquelético), y cumple funciones en la producción de energía y el metabolismo. La cisteína, por otro lado, posee propiedades antioxidantes, además de que está presente en las proteínas prevalentes en la piel y las uñas.

Otros aminoácidos no esenciales son la alanina, el ácido aspártico, el ácido glutámico, la glicina, la prolina, serina, tirosina y asparagina, hidroxilisina e hidroxiprolina.

Deja un comentario