Proteína de Carne

Las proteínas de carne, como ocurre en general con las proteínas de origen animal, tienen un alto valor biológico pues contienen todos y cada uno de los aminoácidos esenciales, aquellos que el organismo no puede sintetizar por sí mismo y hay que buscar su aportación a través de la dieta: isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano, valina e histidina.

En la actualidad el hidrolizado de proteína de carne es el más recomendado, diseñados para ser absorbidos en el intestino sin una digestión previa en el estómago, por esta condición son utilizados en deportistas y en personas con problemas de mala absorción.